Videos Apprende

lunes, 11 de marzo de 2013

Píldora del día después



El Fondo de Población de Naciones Unidas (Unfpa) recomienda incluir la anticoncepción de emergencia o “la píldora del día después” en la gama de suministros disponibles en los programas de planificación de la familia.

La anticoncepción de emergencia reprime la ovulación en la mujer y debe administrarse dentro las primeras 72 horas después del acto sexual. Se usa general- mente en casos de violación.

La recomendación está en el informe anual sobre el Estado de la Población Mundial 2012, porque Bolivia ocupa el penúltimo lugar de países donde las mujeres usan anticonceptivos modernos. Según la última encuesta de Salud (ENDSA 2008), el 61 por ciento de las mujeres de 15 a 49 años usa algún tipo de método anticonceptivo,pero sólo el 34 por ciento tiene acceso a los métodos modernos (anillo vaginal, parches, pildoras e inyectables, entre otros).

En el área rural, sólo el 25,7 por ciento de mujeres usa anticonceptivos.

Un dato preocupante es que en Bolivia, el 74 por ciento de los embarazos no deseados en adolescentes, entre 15 y 19 años, termina en aborto.

A nivel general, la tasa global de fecundidad es de 3,5, sin embargo, las mujeres expresan su deseo de tener sólo dos hijos.

Para disminuir la cifra de embarazos no deseados, el UNFPA aconseja facilitar el acceso de las mujeres a servicios de planificación familiar, así como a la información y a los suministros.

El derecho a la salud reproductiva todavía no es ejercido por la mayoría de la población, en especial por las mujeres, a pesar de la vigencia de programas gratuitos como el Seguro Universal Materno Infantil (SUMI).

La planificación de la familia basada en los derechos humanos, tiene que estar a disposición de todos y todas, incluyendo a los y las adolescentes.

Es urgente que los servicios, los suministros y la información sean de alta calidad. La planificación de la familia es un derecho cuyo ejercicio posibilita la consecución de toda una gama de otros derechos.

Se podrá por ejemplo, reducir la cantidad de embarazos no deseados, de abortos, así como la mortalidad materna, que es de 190 madres por cada cien mil nacidos vivos.

La meta hasta 2015 es que Bolivia logre bajar esta tasa a menos de 109 decesos por cada cien mil partos.
Para mayor información sobre métodos anticoceptivos www.aprendeaprevenir.com.bo
 
Publicado por Opinión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada