Videos Apprende

jueves, 9 de febrero de 2012

Entuertos, contracciones post parto poco conocidas

Se llama entuertos a los dolores típicos que se presentan después del parto, en la zona del útero. Estos dolores que se producen en el postparto se deben a las contracciones que permiten que el útero recupere su tamaño original. Pueden ser más intensos en mujeres que han parido ya varias veces, pues la musculatura uterina es más flácida en ellas que en las primerizas.

Con la succión del pezón se produce una señal que actúa sobre la hipófisis. Ésta (que es una glándula en la base del cerebro) responde liberando ocitocina que es una hormona que llega al útero por vía sanguínea y estimula las contracciones del mismo, explica planetamama.com.ar.

Si bien los entuertos dolorosos son más frecuentes en el segundo parto a veces se presentan en el primero dependiendo de la sensibilidad de la madre y de la potencia del útero para contraerse.

Patricia Suaznabar, ginecóloga, explicó que estos dolores pueden presentarse ya sea en mujeres que tuvieron sus hijos con cesárea o parto normal, ya que el útero crece durante el embarazo y va disminuyendo los primeros 45 días después del parto. La función de los entuertos es la evacuación de coágulos (por eso después de la mamada la hemorragia es mayor). El dolor es agudo pero breve.

Infogen.org.mx, indica que durante el embarazo, el útero tiene que crecer de forma progresiva (pasa del tamaño de una pelota de ping-pong, hasta alcanzar unos 33 centímetros de alto). En el parto, con la salida de la placenta (lo que se llama médicamente el alumbramiento), el útero debe volver a su tamaño normal.

Suaznabar indicó que todas las mujeres sufren de estos dolores, aunque algunas en menor intensidad que otras, pero que deben existir después de un parto. “Son dolores tolerables, más dolorosos son los dolores de trabajo de parto”, señaló.

La transformación total del útero no culmina hasta unas seis semanas después del parto. La mejor prueba de que el útero ha vuelto a su estado original, es que la mujer deja de notarlo cuando presiona el abdomen por debajo del ombligo.

La especialista indicó que las madres pueden tomar un antiespasmódico pero que los dolores no pasaran hasta que el útero se reduzca.

Se dice que no es aconsejable prevenir o intentar inhibir los entuertos, ya que forman parte del proceso natural del puerperio, que es el período que se extiende desde después del parto hasta las seis semanas posteriores, lo que se conoce como la “cuarentena”.

Durante este tiempo, la naturaleza del cuerpo tiene que volver a su situación normal, es decir, la que tenía con anterioridad al estado de embarazo, y ese es un proceso natural en el que no hay que intervenir.
Publicado por Gaia Noticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada